Corporación Impulsa Vichuquén.

Objeto inteligente vectorial-01.png

Fortalecimiento comunitario para la Resiliencia

Justificación:

La comunidad vichuquenina ha sido duramente golpeada en los últimos años. Al terremoto y posterior tsunami de 2010, que cobró vidas humanas y pérdida importante de bienes materiales, se sumó el “terremoto verde” de 2015 que puso en riesgo la principal fuente laboral de la población de la comuna. Como corolario, en 2017, la comuna se vio afectada por incendios forestales de gran magnitud que arrasaron con miles de hectáreas de la comuna y tuvieron en pánico a la población por cerca de un mes.

El diagnóstico psicosocial realizado por la profesional Paula Capocchi en marzo de 2017, hizo evidente que la oleada de shocks reciente, ha generado que la vida social y, transitoriamente, los códigos de convivencia fueran cambiando, sobrepasando sus recursos sociales y produciendo desunión y permanentes conflictos en las comunidades. Hoy, gran parte de la comunidad local, ha disminuido notoriamente su participación social, están cansados, desesperanzados, se sienten solos e inseguros y con dificultades para conciliar el sueño.

Cuando una comunidad cambia los patrones habituales de comportamiento e instaura comportamientos disruptivos como los mencionados, se está ante una comunidad traumatizada. Para generar un cambio, se necesita de trabajo psicosocial serio y de largo plazo, que le entregue las herramientas para metabolizar, simbolizar y transformar su pensamiento, emoción y acción.

Objetivos:

Entregar herramientas de apoyo psicosocial y comunitario de largo plazo, que permitan enfrentar adecuadamente experiencias críticas y unir a la comunidad de vecinos de Vichuquén.

  • Propiciar espacios de apoyo psicosocial que permitan fortalecer los lazos de confianza y empoderar a la comunidad.

  • Entregar herramientas concretas para prevenir y enfrentar situaciones de crisis.

  • Empoderar y capacitar a los líderes comunales, con el fin de fortalecer competencias para el abordaje de situaciones críticas.

Descripción:

Este proyecto se entiende como una continuidad al trabajo realizado por Paula Capocchi (Programa Vichuquén Participa) en 2017.

En términos comunitarios, por medio de talleres, se trabajará el desarrollo de la confianza como base para crear, mantener y reparar relaciones entre los miembros de la comunidad. También, desde lo psicosocial, se les entregará herramientas que les permita entender las respuestas normales a estos sucesos anormales, situación que disminuye los niveles de tensión y ansiedad y favorece el establecimiento de relaciones sociales más satisfactorias.

Una vez sentadas las bases para el desarrollo de relaciones de confianza, se trabajará en el fortalecimiento y re-articulación de las redes sociales, con la finalidad de fortalecer el intercambio de conocimientos, saberes, prácticas, y otros recursos en torno a propósitos comunes.

En términos psicosociales, se seguirán entregando herramientas cada vez más avanzadas para disminuir el estrés y las ansiedades provocadas por el trauma y, de esta manera, promover la sensación que poco a poco van retomando el control de sus vidas.

Finalmente, se trabajará en la reconstrucción social de las situaciones, que no han sido abarcadas con anterioridad y que siguen poniendo en riesgo a la comunidad frente a situaciones amenazantes, tales como: comunicación, empoderamiento, validación y capacitación de los líderes comunitarios.

La modalidad de trabajo principal de este proyecto es el TALLER VIVENCIAL, dirigido a los adultos de la comuna. Estos talleres son de un día de duración y contemplan tres etapas distribuidas en 8 meses. Los talleres desarrollan una metodología de trabajo experiencial que permite integrar el contenido teórico y la propia experiencia. El trabajo se desarrollará combinando instancias de adquisición de conocimientos, reflexión y trabajo corporal.

Los talleres están enfocados a los vichuqueninos, mayores de 18 años, que quieran participar. Se hará una convocatoria amplia para favorecer la mayor participación posible, a través de un trabajo de coordinación en conjunto con el municipio, redes locales, y líderes comunales. Dados los resultados del Diagnóstico Psicosocial, se puede proyectar una asistencia inicial del 50% de la población que plantea la necesidad de dicha capacitación.

Los talleres serán realizados en la comuna y se utilizarán como sedes, lugares facilitados por el municipio (escuelas, juntas de vecinos, gimnasios, salones municipales, etc.).

Resultados esperados:

A nivel comunitario se espera:

  • La creación de un espacio que permita la construcción de relaciones de confianza entre los pobladores y también con las terapeutas.

  • El fortalecimiento y re-articulación de las redes sociales que permita a la comunidad abrir la puerta a espacios comunes, tener acceso a mayores oportunidades y beneficios y reducir los riesgos frente a situaciones amenazantes.

  • El facilitamiento de la ayuda mutua, los equipos de trabajo, la reconstrucción social y empoderamiento de la comunidad a partir de sus propias fortalezas.

En términos psicosociales se espera:

  • La recuperación del relato de las experiencias traumáticas y compartirlo con los otros en un contexto protegido, para poder normalizar las emociones, lograr descompresión, fortalecimiento emocional.

  • La comprensión las dimensiones del trauma, como también los niveles de impacto que éste tiene en las personas y comunidades.

  • El autoconocimiento y la toma de conciencia de los miedos estructurados en el cuerpo de cada participante, con la finalidad de entender sus propios patrones de conducta.

  • La reducción de los niveles de tensión y ansiedad.

  • El manejo de herramientas de auto-regulación y cuidado que permitan mantener una vida más armoniosa y poder enfrentar una crisis de manera adaptativa.

ÁREAS DE ACCIÓN

Fortalecimiento comunitario